Te gusta el buen sonido y estás harto de tener auriculares que se te suelen romper cada 2 años y que ya no suenen tan bien, así que quieres comprar unos buenos auriculares Sennheiser HD 25, porque los has visto aquí y allá o incluso te los han recomendado.

Sin duda es una buena elección y aquí te explicaré todos los motivos y también comentaré dudas:

  • ¿Su gran fama es acertada?
  • ¿Merecen lo que valen?
  • ¿Van a romperse enseguida?
  • ¿Por qué los usan tantos djs, cámaras o incluso para hacer música?
  • ¿Los podré usar en la calle y para uso diario?
  • ¿Cuál es la diferencia entre los diferentes modelos y tipos de Sennheiser HD 25?

Todas estas preguntas las resuelvo aquí, lo que sí te adelanto es que siguen siendo los más usados por muchos profesionales desde hace 20 años, lo que ya te da una pista casi decisiva sobre si merece la pena.

 

Características de los Sennheiser HD 25 y otros modelos superiores o evoluciones:

  • Medidas: 8,5 cm x 19 cm x 25 cm.
  • Peso: 140 gramos.
  • Tipo de almohadilla: On Ear (sobre el oído) y desmontable.
  • Tipo de cascos: On ear y cerrados para más potencia y presión de sonido. Desmontables.
  • Diadema: de plástico muy duradero.
  • Impedancia: 70 ohmios, ideal para móviles y todo tipo de equipos.
  • Cable: liso, de 1,5 metros y acero. Desmontable.
  • Respuesta de frecuencia: 16 – 22.000 Hz.
  • Sensibilidad: 120 dB.
  • Clavija: mini jack con adaptador Jack de rosca y bañado en oro.

Sennheiser HD 25

Lista de ventajas de los cascos Sennheiser HD 25:

Hay dos grandes ventajas que sobresalen, aparte de su sonido claro:

  • Que son resistentes como un tanque, ya que usan materiales de la mejor calidad y están pensados para darles mucha caña, bien para djs que viajan muchos o producciones y como monitores para cámaras o técnicos de sonido y por supuesto en el día a día.
  • Si te fijaste en características, todas las piezas que más desgaste sufren son reemplazables, cascos, almohadillas, cables. Aunque a mí no se me han roto en más de 15 años, sí que da la posibilidad de arreglarlos o darles un toque más personal.

Resto de ventajas:

  1. Su sonido es muy limpio en agudos y gordo y con pegada en los graves (las frecuencias van de 16 a 22.000 Hz). Son ideales para gente que escucha música de baile, o electrónica de todo tipo donde destacan los graves (Trap, House, Techno, Funky, Pop, Rock…).
  2. Que los graves sean tan buenos los acercan a ser el mejor equipo de música portátil y que sean ideales para Djs, ya que es más fácil mezclar música electrónica al destacar el beat y ritmo y ajustar velocidad. Este punto los hace muy apreciados por los djs desde hace 20 años.
  3. Su peso los hace muy ligeros y llevaderos: 140 gramos frente los 300 o 400 gramos que pesan unos auriculares clásicos de estudio u otros de Dj. Esto hace que no te canses de llevarlos en la cabeza o en el cuello.
  4. Los materiales son muy resistentes, desde el cable, que a mí todavía no se me ha partido en 15 años, hasta la diadema, que es además se ajusta muy bien a todo tipo de cabezas.
  5. Personalizables y piezas reemplazables: Puedes cambiarles las almohadillas (también de la cabeza) si se estropean o si quieres darles otro color a los auriculares, incluso si fundes un altavoz del casco
  6. Los cables son de quita y pon, ideal para no tener que comprarte unos cascos nuevos si el cable se parte. Pues elegir entre dos tipos de cables:
    1. El de serie que es un cable normal, ideal para el día a día.
    2. El de cable de teléfono, que es un poquito más pesado, pero va muy bien para pinchar, ya que evitas los típicos tirones del cable cuando te mueves en la cabina del dj mientras están conectados a la mesa.
  7. On Ear y cerrados: son fantásticos para aislarte de todo el ruido exterior cuando quieres hacer una mezcla como dj y estás en cabinas de bares o clubes muy ruidosos o si eres cámara y quieres ver si se está grabando bien el sonido. “On Ear” es que cae sobre la oreja y “Over Ear” es alrededor de ella.
  8. Su volumen es bastante alto, ideal si los usas con equipos que no suenan muy altos. Se acabó el poner al máximo de volumen tu móvil o equipo de música.
  9. Diadema muy regulable: tanto para abrirlos o cerrarlos mucho, como hacia delante y atrás. Son ideales para cabezas grandes (a veces a mí me apretan un poco, ajustándolos un rato a la nuca) y se ajustan también muy bien a cabezas más pequeñas y a escucharlo mientras ajustas la diadema desde atrás a la nuca.
  10. Diseño: en mi opinión es atemporal, no pasan de moda, ya que son unos auriculares sencillos, minimalistas y elegantes. Lo suficientemente pequeños para que no te molesten al llevarlos en el cuello, cómodos cuando los usas y modernos.

En definitiva, aunque tienen un precio de gama alta, te duran toda la vida, por lo que se hacen muy baratos, y además no tienen obsolescencia programada debido a que puedes reemplazar muchas piezas. Son muy cómodos adaptándose a todo tipo de cabezas y su sonido es una gozada.

¿Convencido? Aquí ofertas de diferentes modelos de cascos Sennheiser HD 25

 

Diferencias entre todos los modelos de HD 25.

¿Por qué hay tantas variantes del HD 25? Son diferentes evoluciones, algunas con cambios mínimos y otras son ediciones limitadas. Aquí te explico las diferencias que hay y si te merecen la pena pagar más o menos.

Sí que te adelanto una cosa, el sonido es exactamente igual en todos, sólo varían ediciones y por tanto diseño exterior.

Sennheiser HD 25:

El modelo actual, la última evolución, con cable normal y a un lateral y todas las ventajas de estos cascos.

Sennheiser HD 25 Plus:

Exactamente igual que el anterior, pero suelen estar a unos 50 o 60€ más que el normal, porque incluye repuestos de las gomaespumas y los dos tipos de cables que admite los auriculares, tanto el normal como el estilo teléfono. Compensa si piensas en tener los repuestos desde ya.

Sennheiser HD 25 limited edition Blue:

Muy similares a la edición Sennheiser HD 25 Adidas (que ya no están a la venta), pero con el logo de Sennheiser en vez del logo de Adidas.

Sennheiser HD 25 aluminium:

Igual que los anteriores, pero con los auriculares plateados, ya no se consiguen ni fabrican.

Sennheiser HD 25 limited edition 75 años:

El mismo modelo que todos los anteriores, pero son una edición especial que conmemora el 75 aniversario de vida de la empresa. Suelen ser casi el doble de caros que los normales. Creo que no merecen la pena, es más, si te gusta el diseño puedes conseguirlos muy similares si compras las almohadillas aparte en color amarillo. Lo verás más abajo.

Sennheiser HD 25 25-1 ii:

El modelo anterior al HD 25 a secas, cambia respecto a los anteriores en que no tiene el diseño del logo se Sennheiser en los cascos y en la diadema. Hay otras versiones anteriores, tipo HD 25-1 i, o similar, pero son más antiguas y si son un poco peor en cuanto a la disposición del cable o comodidad de la diadema.

Sennheiser HD 25 light:

Pesan aún menos que los anteriores (112 gramos frente a los 140), tienen una diadema más fina y son más económicos. Su principal problema es que el cable baja en “Y”, en vez desde uno de los auriculares de manera lateral, es algo que no importa en el día a día, pero usarlos como DJ son bastante incómodos.

Además de esto su diadema pierde comodidad ya que no tiene el giro en el lateral de la diadema que sí tienen los demás. Buenos para llevarlo por la calle, no tanto para trabajar con ellos.

Las mejores ofertas y precios de reemplazos para estos cascos

Para que te los hagas a tu gusto y tengas tu propia edición única sin tener que gastar mucho.

 

Comparativa con principales auriculares competidores

Aquí te presento sus dos principales competidores en base a lo que compran otros. Tras analizar otras opciones a Sennheiser encuentro dos cosas interesantes:

  1. Que son marcas también muy conocidas como Audio-Technica y AKG, son también una buena apuesta.
  2. Que sólo pueden competir en cuanto a precio. Si no quieres gastarte tanto tienes opciones interesantes a un precio menor. O ya te vas a precios que duplican a los HD 25 para poder competir en calidad.

Tabla comparativa de los 3 modelos:

 Sennheiser HD 25Audio Technica ATH M40 XAKG K-182
Tamaño (cm)8,5 x 19 x 2529 x 25 x 10,523,5 x 23 x 10
Peso140 gr.241 gr.255 gr.
Volumen120 dB97 dB112 dB
Frecuencia16 - 22.000 Hz15 - 24.000 Hz10 - 28.000 Hz
Cable1,5m. Liso o normal.1,2 a 3m. En espiral o teléfono.3m. Liso o normal.
Tipos almohdillasOn Ear y cerrados o aislados.On Ear y cerrados.On Ear y cerrados.
¿Repuestos?Sí, de todas las partes.Sí, del cable.Sí, del cable.

Las principales ventajas de los cascos Sennheiser que no ofrecen AKG y Audio-Technica:

  • Mayor calidad de sonido.
  • Casi la mitad de peso respecto a los otros, lo que se nota en la fatiga del oído y que estos no se calienten si los usas muchas horas.
  • Son los que más altos suenan, incluso con bastante diferencia del Audio Technica.
  • Minimalistas, más pequeños y más manejables que los otros.
  • Todas sus piezas son reemplazables, y a buen precio.

Si tienes menos presupuesto, estas dos opciones son las mejores y los principales competidores en cuanto auriculares con buenos graves.

¿Y los Beats de Dr. Dre? Pues creo que no encajan en esta selección ya que:

  1. Están en un rango de precio de más del doble de los otros dos anteriores, no sería un mismo escalafón de competencia.
  2. Son inalámbricos, lo cual ya pierden polivalencia, es decir, ya no sería para uso profesional, porque no se pueden conectar vía Bluetooth a una mesa de dj o una cámara, son auriculares para conectar a tu móvil y llevarlos en la calle. Y su versión de cable, los Dr. Dre Beat EP, aunque tiene un diseño muy bueno, no es para uso profesional.

Para quién son los auriculares Sennheiser (y para quién no) y conclusiones.

Los Sennheiser son para quienes usan unos auriculares de manera intensiva por su durabilidad. También bien para djs, para monitores para cámaras o técnicos de sonido. O simplemente para llevarlos en el día a día cuando vas o vienes del trabajo.

También son una opción ideal para escuchar prácticamente todo tipo de música, sobre todo de baile y, y hasta incluso todo tipo de Jazz, sobre todo si te gustan que el bajista y el batería tengan fuerza y bastante presencia.

¿Para quienes NO serían? Pues no serían para escuchar música clásica o música similar, o si eres productor o quieres hacer música y tener la mayor y mejor fidelidad. En este caso no te los recomiendo, ahí habría otras opciones de respuesta más plana y de sonido muy limpia, como los Beyerdinamic 770 DT. Sin querer extenderme más, elijo estos por su sonido elegante, brillante, plano y su comodidad, ya que son “Over Ear” (alrededor de la oreja en vez de sobre ella) y sus almohadillas son comodísimas.

A pesar del párrafo anterior, incluso me atrevo a decir que los Sennheiser HD 25 no están nada mal para producción o hacer música. Eso sí, debes tener en cuenta que no tienen una respuesta plana y que resaltan bastante los graves, pero si lo tienes en cuenta son muy buena opción también para ello.

Si te sirve, yo a la hora de hacer música uso los Beyerdinamic, pero también los Sennheiser HD 25 como referencia real de cómo va a sonar en una situación más real, pero con los Sennheiser te sobraría para ambas cosas.

Espero que te haya resultado de ayuda, gracias por leer hasta aquí y si tienes dudas puedes comentar abajo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)